Sobre nosotros

Sobre nosotros

Sobre nosotros

La Pastelería Puyet,  tal y como la conocemos hoy, la fundó  Felipe Puyet  Sesé y Carmen Martínez Blanquez, hace 50 años. Matrimonio del cual , sus dos hijos se han quedado en el negocio diversificando los campos en los que trabajan.

Sin embargo  la tradición turronera de éste, se remonta a más de 200 años, cuando el bisabuelo de Felipe, se dedicaba a  vender  diversas variedades de turrones,  principalmente turrones de almendra y avellana con miel, rojo y mazapanes por todo el valle del Ésera,  a lomos de caballería o a pie.

Los primeros datos contrastados de la actividad turronera de la familia Puyet, se remontan al siglo XIX, cuando Felipe Puyet  Castillón, iba de feria en feria vendiendo el turrón que él mismo fabricaba. Y fue en una de esas ferias donde contrajo un resfriado que acabaría en pulmonía y muriendo. Felipe Puyet Fantón le sucedió en la fabricación, el cual sería conocido en toda ella como “el turronero de Graus”. 

Los tres hijos de Felipe Puyet  Fantón, extendieron la tradición turronera de la familia por Lérida y Francia

Felipe Puyet Grau, el cual permaneció en la Villa de Graus,  con la ayuda de toda la familia, en especial de su mujer Irene Sesé Espot, aumentó  la tradición turronera, compaginando esa  venta con la de gorrinos, cuerdas, pienso. Eran otros tiempos en los que las ganas de trabajar y la necesidad hacía que un negocio llevara a otro. El abuelo Felipe extendío todo el mercado a la comarca de la Ribagorza,(valles del Ésera e Isábena ) así como por el Sobrarbe y Somontano y el Vall d'Aran. Recordamos como el abuelo nos contó que fue allí en Viella, donde vio el primer billete de 1000 pesetas.

Hoy los hermanos Felipe y Carlos, tartaranietos de aquel primer Felipe turronero, continuan los pasos de la familia y de la labor pastelera que su padre Felipe y Carmen empezaron hace 50 años.